El tiempo ha llegado,

dijo la morsa, de hablar de muchas cosas...

Akarrú

Filoctetes

| Comentarios

De todos los guerreros aqueos que partieron a la guerra para vengar la deshonra de Menelao, tras el rapto de Helena por parte de Paris principe de Troya, Filoctetes era notable no solo por su bravura, sino por la maravillosa herencia de la cual era poseedor: el arco y las flechas del mismísimo Hércules.

Pero este bravo guerrero sufrió un terrible percance que le impidió llegar al  campo de batalla. Mientras caminaba por la isla de Crisa, durante un descanso del largo viaje hacia el Bósforo, es mordido en el pie por una serpiente. Esta herida no es mortal, pero le provoca terribles dolores, y la misma expele un olor insoportable. La suma de las quejas de Filoctetes y el hedor de su herida provocan que sus compañeros, incitados por Odiseo, decidan abandonarlo en la isla de Lemnos.

Sobre la verdad (1)

| Comentarios

Fragmentos de la despedidad de Milagros Pérez Oliva, defensora del lector de el Diario El País:

Una visión cínica del periodismo sostiene que la verdad no existe. Que puede haber tantas verdades como interpretaciones de la realidad. Este planteamiento es una gran trampa. Creo que los periodistas hemos sido negligentes al descuidar la defensa de la verdad. Porque la verdad, en periodismo, existe. Al menos existe la verdad de los hechos, la verdad factual. Aquello que es cierto y es comprobable.

La verdad no es un compromiso entre sus diferentes versiones. Y, sin embargo, potentes aparatos de influencia saturan el espacio informativo con versiones y contraversiones destinadas a falsear la realidad. Más que informar, lo que hace este tipo de periodismo es desinformar. Porque la falsa neutralidad del periodismo de versiones otorga las mismas oportunidades a quien dice la verdad que a quien miente. Y porque la verdad incómoda tiene más dificultades para imponerse al ruido mediático creado para sepultarla. Piensen en el cambio climático. Piensen en todos esos imputados por corrupción que se presentan como víctimas de una persecución política. Piensen en esos sindicalistas presentados como expoliadores, mientras los expoliadores aparecen como brillantes gestores.

Muchos lectores me han preguntado cómo es posible que ante un mismo hecho puedan aparecer versiones tan antagónicas como las que pueden leerse en los diferentes medios. La facilidad con que los lectores pueden observar ahora esas diferencias ha aumentado su escepticismo respecto de lo que les contamos. ¿Cómo saber quién miente y quién dice la verdad?

La sociedad está saturada de información y la prensa trata de adaptarse a los nuevos requerimientos ofreciendo un periodismo más interpretativo. Pero la interpretación no puede ser una coartada para la deformación. Hemos de partir de los hechos para llegar a su interpretación y no al revés. El problema es que hay prácticas periodísticas que prescinden de los hechos o que los distorsionan hasta conseguir que coincidan con la versión que quieren imponer. Su objetivo es distorsionar la realidad, y si es posible, crearla.

Desconfíen de quienes anteponen la interpretación a la demostración. El periodismo interpretativo debe basarse en hechos y datos comprobables. Y desconfíen también de aquellos textos que no hacen un esfuerzo suficiente para demostrarles cómo han llegado a la versión que sostienen. El periodismo de interpretación no puede ser la gran coartada para eludir, ignorar o sepultar la verdad. O para entronizar lo que el filósofo norteamericano Harry G. Frankfurt denomina “la tergiversación engañosa próxima a la mentira”. En dos obras de referencia sobre esta cuestión que me permito recomendarles, On Bullshit y Sobre la verdad (Paidós), Harry G. Frankfurt expresa su preocupación por el aumento de la charlatanería y por las consecuencias que puede tener la indiferencia de la sociedad hacia la verdad.

 Harry Frankfurt desarrolla las muchas razones por las que “ninguna sociedad puede permitirse despreciar o no respetar la verdad”. La verdad tiene, desde luego, una utilidad práctica, pues necesitamos datos fiables para tomar decisiones correctas. Pero no es solo por utilitarismo por lo que hemos de defender la verdad: “Una sociedad que de forma imprudente y obstinada se muestra negligente [ante la verdad] está abocada a la decadencia. (…) Las civilizaciones nunca han podido prosperar ni podrán hacerlo sin cantidades ingentes de información fiable sobre los hechos”

San Valentín

| Comentarios

En 1969 el Vaticano eliminó del calendario general romano la celebración de San Valentín, aunque se mantuvo en los calendarios locales, la razón es que “aparte de ser una celebración muy antigua, no se sabe mucho de San Valentín, aparte de que fue enterrado en la Via Flaminia el 14 de febrero”.

Wittgenstein

| Comentarios

Wovon man nicht sprechen kann, darüber muß man schweigen. (Sobre lo que no podemos hablar debemos guardar silencio.)

– Ludwig Wittgenstein, 1889 - 1951

Samhain

| Comentarios

Cuando vivía en Chuquicamata, durante mi niñez y adolescencia, había una costumbre, que se celebraba durante la noche del 31 de diciembre, la quema de un muñeco que representaba al año viejo. Los españoles tienen la costumbre de Las Fallas de Valencia, donde se queman unos enormes muñecos.

[caption id=”” align=”alignleft” width=”173” caption=”Nuestro Jack Skellington”]Nuestro Jack Skellington[/caption]

Recuerdo que siendo muy chico mi padre me llevó a presenciar la visita de un muñeco gigantesco que visitó Chuquicamata, al parecer era una figura usada en un clásico universitario.

Hace unos años vivimos dos veces la visita de la pequeña gigante, si usted no se emocionó viendo a la gigante recorriendo las calles de Santiago, no va a entender nada de este post.

En mi casa este año tenemos también la visita de un muñeco gigante, se trata de Jack Skellington, el principe de Halloween, el personaje central de la maravillosa película de Tim Burton, The Nighmare before Christmas (“El extraño mundo de Jack”). (No se preocupen, no lo vamos a quemar).

Es la maravilla de estar casado con una mujer de un amor infinito, y un talento enorme.

¿Qué más puede pedir un ñoño para ser feliz? Sonrisa

Por cierto, este muñeco es sólo uno de los muchos visitantes de mi casa durante este día. Acá celebramos Halloween, en realidad celebramos el Samhain, y no nos importa lo que piensen o digan otros, lo importante es la alegría, la maravilla de volver a ser niños y sobretodo comer dulces Sonrisa.

Hay gente a las  que no les gusta esto, a ellos ya les respondí hace un año.

Ahora tengo que ir a mi jardìn, porque parece que ocurrió un accidente.

[caption id=”” align=”aligncenter” width=”417” caption=”Una bruja chocó en mi jardín”]Una bruja chocó en mi jardín[/caption]

¡Ah!, ¡feliz Samhain!.

Si no está roto, no lo repares

| Comentarios

“¿Sabía que la primera Matrix fue diseñada para ser un perfecto mundo humano donde nadie sufriera, donde todo el mundo fuera feliz? Fue un desastre. Nadie aceptó ese programa, se perdieron cosechas enteras.” – Agente Smith a Morpheus

Seguramente a muchas parejas les ha pasado que han preparado una velada romántica, y han pensado “voy a aprovechar de conversar de esto que me preocupa con ella (o él)”, con la mejor intención, pero no funciona, porque el tema se complica y empieza una discusión, que ninguno de los dos planeaba, la cena se arruina, la magia del momento se rompe.

Oportunidad, la habilidad para hacer las cosas o plantear los problemas en el momento oportuno, algo que nos cuesta aprender, ¿verdad?

If it ain’t broke, don’t fix it (si no está roto no lo repares)– Bert Lance

Si no está roto, no lo repares. Es importante aprender este principio, y saber dosificarlo.

“Sí, hay cosas que no me gustan de lo que pasa, pero estamos bien, es un detalle, que me molesta, voy a repararlo”. Esa idea puede ser nefasta a veces.

Hay veces que es mejor dejar las cosas como están, sobretodo si no están rotas. Nos buscamos problemas por querer ser perfeccionistas, o a veces por puro orgullo, por querer que las cosas salgan como queremos, cuando en realidad basta relajarse y dejar las cosas como están, si no hacen daño a nadie.

“L’essentiel est invisible pour les yeux (lo esencial es invisible a los ojos)” – El Zorro al Principito

Pero cuidado, no estoy diciendo que haya que evadir los problemas, lo que digo es que hay que enfrentar los problemas que valen la pena, esos deben repararse, esas cosillas pequeñas, que no son como esperamos que sean, dejémosla así, hasta que mueran de forma natural, o se reparen solas. Eso pasa. Esto incluye los momentos de tensión, y turbulencia. Nada dura para siempre.

Fíjate en la esencia, no en el accidente. Si hay amor, las cosas se arreglarán solas, deja que el otro actúe, confía en que es inteligente y entiende el problema tanto como tú, y está tratando de arreglar las cosas también. Lo esencial es invisible, como dice Saint Exupery, pero confía, no todo se dice con palabras…

Las dos vías

| Comentarios

El Tao que puede ser expresado no es el Tao eterno. El nombre que puede ser nombrado no es el nombre eterno. Sin nombre, es principio del cielo y de la tierra, y con nombre, la Madre de los diez mil seres. El que carece de deseos puede distinguir las esencias secretas. Sin desprendernos del deseo, sólo vemos reflejos. – Tao Te Ching, citado por Joseph Campbell en Las Máscaras de Dios, Mitología Oriental.

La palabra Tao significa camino, la vía, la palabra Tê es la virtud o poder y Ching (king) es libro. Tao Te Ching es el libro del camino Taodel poder o la virtud (atenti Machiavelli). El tao chino es análogo al dharma hindú en tanto denota la verdad, la ley u orden del universo. En japonés es el Dō.

El Tao es el camino, la vía, y por tanto el método, la doctrina, la forma como se hace algo. El sinograma, el carácter han que lo representa se compone de dos partes: 首 (shǒu, que significa cabeza) y 辶(chuò que significa ir).

Hay muchas vías o caminos, el camino del hombre Ren Tao, que significa entre otras cosas procreación, se dice “que “los eunucos están muy lejos del Camino del Hombre”, está el camino del rey, que es gobernar, el Chu Tao, el Camino del Rey.

El Tao así con mayúsculas, el Dharma de los indios, ese camino del que habla Lao Tse (老子) está más allá de toda descripción. Su lado citerior, lo que está acá es la madre generadora de todas la cosas. Una cosa curiosa es que Lao Tse es un título honorífico, significa anciano erudito, no sabemos como se llamaba con certeza, para algunos era Li Er, para otros Boyang.

El taijitu, o símbolo tradicional del Tao es la representación tradicional del Taiji, o la dualidad del Yin y el Yang.

El Yin y el Yang

El diagrama simbólico del Tao representa los dos principios mediante una reciprocidad geométrica muy interesante como veremos en un momento.

“El yang es el principio activo, claro, masculino,  caliente, seco, benéfico y positivo; el yin es su opuesto, pasivo,  oscuro, femenino, frío, húmedo, maligno, negativo. Cada parte ocupa la mitad de un círculo que representa el momento (eterno) en que se generaron los diez mil seres.

La línea divisoria de esta figura […] que ondula como una serpiente a lo largo del diámetro se compone de dos semicircunferencias cuyos diámetros equivalen a la mitad del diámetro de la circunferencia grande. Por tanto esta línea equivale a una semicircunferencia. El contorno del yin, como el del yang, es igual al contorno que rodea a ambos. Y si en vez de la línea divisoria, se traza una línea compuesta de cuatro semicircunferencias cuyos diámetros sean de nuevo la mita de largos, estos equivaldrían a una semicircunferencia del círculo principal. El resultado siempre será el mismo si se continúa la operación,  y la línea ondulante se aproximará al diámetro y tenderá a fundirse con éste. Finalmente se fundirán…” [1]

Vamos a explicar esto, es geometría simple, de esa que aprendimos en la escuela básica, no se asusten, pero es importante porque revela la belleza de esta símbolo para expresar este principio de la dualidad

Primero dibujas[2] un círculo de radio r, luego en la mitad superior dibujas un círculo de radio r/2, haces lo mismo en la parte inferior, como se ve en la figura:

construccion-yin-yang

Borras las mitades que están en gris con línea punteada y tendrás la figura básica, pintas de negro la parte inferior y obtienes el yin y el yang.

yang

Ahora viene lo interesante, calculemos el perímetro del yang, la pare derecha es la mitad de la circunferencia grande grande ese valor es π·r, las otras mitades tienen un perímetro de π·r/2, si sumamos π·r+2·(π·r/2) obtenemos el perímetro del yang: 2·π·r, que es el valor de la circunferencia que los contiene. Pasa lo mismo con el yin.

Es decir, si tienen una cuerda que cubra el borde del yin, otra que cubra el borde del yang, ambas tendrán el mismo largo que la cuerda que cubra al circulo que las envuelve.

El yin y el yang tienen la misma superficie, pero si los deformamos pueden alcanzar la forma del círculo completo.

“Lo que este diagrama representa geométricamente es el misterio de una circunferencia que se convierte en dos y, de esta forma, produce los diez mil seres de la creación. Por otra parte, el aspecto ulterior, inefable, del mismo misterio, se representa simplemente con un círculo.

El yin y el yang, están presentes en todas las cosas. Son inseparables y no se les puede juzgar moralmente como bueno o malo. Actúan juntos en una interacción perpetua en la que cada vez predomina uno. En el hombre predomina el yang, en la mujer el yin, pero los dos están presentes en ambos.” [1]

Esta es la dualidad de la filosofía oriental. En la biblia es Eva que surge de Adán, en el pensamiento cristiano occidental tenemos la imagen del uno que se hace dos (recuérdese el relato del hermafrodita en el Banquete de Platón). “El símbolo del tao puede ser una imagen de la condición dual de Adán antes de que Eva fuera separa de él. No obstante, a diferencia de de la figura bíblica y análogamente a la imagen india del Yo que se dividió en dos, el tao es inmanente, además de trascendente: es la esencia secreta de todas las cosas y, sin embargo, su misterio más profundo.”

Dice el Tao Te King:

“En su origen, son el mismo, pero sus nombres son diferentes; Al origen le llamamos el Gran Misterio: Y del Misterio, el Misterio más oscuro aún es el portal de todas las esencias secretas.”

Notas:

[1] Joseph Campbell, Las Máscaras de Dios Volumen 2. ISBN 978-84-206-9622-5

[2] El siguiente programa en python permite dibujar el yin y el yang, lo que permite apreciar mejor su geometría:

from turtle import *

def yu(radio, color1, color2):

width(3) color(“black”) begin_fill() circle(radio/2, 180) circle(radio, 180) left(180) circle(-radio/2, 180) color(color1) end_fill() begin_fill() color(color2) left(90) up() forward(3radio/8) right(90) down() circle(radio/8) left(90) end_fill() up() backward(3radio/8) down() left(90)

yu(200, “white”, “black”) yu(200, “black”, “white”) ht() mainloop()

Hölderlin

| Comentarios

¡Feliz naturaleza! No se lo que me pasa cuando alzo los ojos ante tu belleza, pero en las lágrimas que lloro ante ti, la bienamada de las bienamadas, hay toda la alegría del cielo.

Todo mi ser calla y escucha cuando las dulces ondas del aire juegan en torno de mi pecho. Perdido en el inmenso azul, levanto a menudo los ojos al  Éter y los inclino hacia el sagrado mar, y es como si un  espíritu familiar me abriera los brazos, como si  me disolviera el dolor de la soledad en la vida de la divinidad.

Ser uno con todo, esa es la vida de la divinidad, ese es el cielo del hombre.

Ser uno con todo lo viviente, volver, en un  feliz olvido de si mismo, al todo de la naturaleza, esa es la cima de los pensamientos y alegrías, esta es la sagrada cumbre de la montaña, el lugar del reposo eterno donde el  mediodía pierde su calor sofocante y el trueno su voz, y el hirviente mar se asemeja a los trigales ondulantes.

¡Ser uno con todo lo viviente! Con esta consigna, la virtud abandona su airada armadura y el  espíritu de hombre su cetro, y todos los pensamientos desaparecen ante la imagen del mundo eternamente uno, como las reglas del artista esforzado ante su Urania, y el  férreo destino abdica de su  soberanía, y la muerte desaparece de la alianza de los seres, y lo imposible de la separación y la juventud eterna dan felicidad y embellecen al mundo.

A menudo alcanzo esa cumbre, Belarmino. Pero un momento de  reflexión basta para despeñarme de ella. Medito, y  me encuentro como estaba antes, solo, con todos los dolores propios de la condición mortal,  y el asilo de mi corazón, el mundo eternamente uno, desaparece; la naturaleza se cruza de brazos, y no la comprendo.

¡Ojala no hubiera ido nunca a vuestras escuelas! La ciencia, a la que  perseguí a través de las sombras, de la que esperaba, con la insensatez de la juventud, la confirmación de mis alegrías más puras, es la que me ha estropeado todo.

En vuestras escuelas es donde me volví tan razonable, donde  aprendí a diferenciarme de manera fundamental de lo que me rodea; ahora estoy aislado entre la hermosura del mundo, he sido así expulsado del  jardín de la naturaleza, donde crecía y florecía, y me agosto al sol de  mediodía.

¡Oh, sí, el hombre es un dios cuando sueña y un mendigo cuando reflexiona, y cuando el entusiasmo desaparece, ahí se queda, como un  hijo prodigo a quien el padre echó de casa, contemplado los miserables céntimos con que la compasión alivió su camino.

– Fragmento de Hyperión

Súcubos y Brujas

| Comentarios

La mujer es el navío del perverso Satanás [Anselm de Turmeda, Llibre de bons amonestaments]

“Si bien en los siglos XII y XIII e inclusive principios del XIV se permite a las mujeres excepcionales desenvolverse autónomamente hasta cierto punto, a partir del siglo XV se reduce considerablemente la relevancia de las sabias y las santas . Efectivamente, es en ese siglo donde comienzan los maestros y oficiales de los gremios a atacar a sus competidoras -especialmente a las industriosas beguinas-, y cuando se desencadena el exterminio sistemático de decenas de miles de mujeres doctas y, principalmente, no doctas, en particular las más débiles, o sea, las ancianas, las menesterosas o las sin marido. Este proceso no concluirá sino hasta los albores del siglo XVIII en la Europa del Este . Y tal desenfreno se da bajo el embozo de una ideología agudamente masculina y militar, que confinaba a las mujeres a una categoría de absoluta sumisión y que encomiaba las capacidades viriles de ataque, así como la fortaleza varonil ante cualquier agresión.”[1]

El temor a la mujer es algo propio de las sociedades dominadas por religiones patriarcales. En la edad media ese temor se reflejó en leyendas como las de los Súcubos, demonios que tomaban la forma de una mujer de gran sensualidad, que atacaban a los hombres indefensos en sus sueños. Así explicaban en ese tiempo las poluciones nocturnas, o los sueños eróticos. No me extrañaría que estas ideas hubieran surgido en los monasterios, o en los palacios, porque el pueblo, tenía claro de que se trataba. Son las elites las ignorantes que se inventan este tipo de mitos para explicar las cosas más naturales del mundo, lamentablemente terminan imponiéndoselas a los más ignorantes.

Pero también esa era la reacción de temor ante la importancia que adquiere la mujer en la vida social. Demonizar a la mujer siempre ha sido la solución más sencilla. Es el estilo reaccionario.

“Sobre este fenómeno antifemenino por antonomasia es importante recalcar que mujeres de la talla de Hildegarda de Bingen o Juana de Arco (quienes reclamaron e hicieron firme uso de sus dones de mando y obraron con independencia) suscitaron desde el siglo xii, en dominios eminentemente masculinos -como el de las autoridades de la Iglesia y el de los gobernantes seculares-, un temor nacido de la idea de que, precisamente a causa de sus virtudes, en particular al poder de su palabra, tales mujeres y sus potenciales seguidoras podrían constituir una amenaza u oposición real a la supremacía del varón sobre el mundo conocido. Y ese miedo, ese recelo resultante de haberse desafiado la autoridad del hombre por parte de un puñado de féminas portentosas, se fue extendiendo y multiplicando, ya convertido en fobia, incluso hacia las más humildes campesinas de toda Europa, “desde Finlandia hasta Italia, desde Escocia hasta Rusia”, señalan Anderson y Zinsser” [1]

La mujer fue asociada a la magia y lo sobrenatural, la bruja, la causante de impotencia o despertadora de lujuria. La mujer fue vista como “el enemigo oculto y engatuzador”.

El 5 de diciembre de 1484, preocupado por el aumento de la brujería, el Papa Inocencio VIII proclama la bula “Summis desiderantes affectibus”. Papa déspota y cruel, que falleció en julio de 1492: “tras un intento fallido de transfusión de sangre vía oral usando la sangre de tres niños de 10 años de edad, esto también provocó la muerte de los niños por choque hipovolémico”. Molestar y matar a los niños nunca ha sido un gran pecado para la Iglesia, al punto que sacrificar la vida de 3 niños de 10 años de edad para salvar la vida de un Papa no es problema alguno.

Pues bien, esta bula atacaba la brujería de los encantamientos desplegados en ”contra del buen desenlace de los partos de las hembras”. La idea era aumentar la natalidad para aumentar la población mundial que se había reducido producto de la Peste Negra, las guerras y hambrunas de esos tiempos. Si una pobre mujer que no quería traer niños a este mundo de miseria, o si había sido violada en una de esas guerras, recurrían a las parteras, que no sólo conocían el arte de traer niños a este mundo, sino que también como impedir embarazos, o poner término a los no deseados. Pero ese conocimiento ancestral fue considerado brujería después de la bula papal.

En 1486  los monjes dominicos (dominicane, los perros del señor) Henrich Kramer y Jacob Sprenger publicaron  el “Malleus Maelficarum”, el “Martillo de las Brujas”, el manual del perseguidor despiadado de brujas.

[caption id=”attachment_462” align=”aligncenter” width=”398” caption=”Malleus Maleficarum”][/caption]

El texto fue presentado en 1487 a la Facultad de Teología de Colonia. Acá no hay acuerdo, algunos dicen que el clero de esa Universidad tuvo la decencia de condenarlo, declarándolo no sólo ilegal, sino que anti ético y que Kramer falsificó  una nota de apoyo al texto por parte de la universidad. Otros piensan que el autor de la nota no se tomó la molestia de leerlo.  De todas maneras  se convirtió en el segundo libro más popular de su tiempo, después de la Biblia. Y aunque la historia oficial dice que el libro fue prohibido por la Iglesia Católica, lo cierto es que los estudiosos aún no lo encuentran en las listas de libros prohibidos.[3]

El Malleus se divide en 3 partes. La primera parte aporta las supuestas pruebas de que la brujería existe, y describe como las brujas y los hechiceros realizan sus males con el “permiso de Dios Todopoderoso”, todo esto con tal que el Diablo no gane poder ilimitado y destruya al mundo. En esta parte se explica como las mujeres, al ser más débiles y de intelecto inferior, son por naturalezas más propensas a caer bajo la influencia de Satanás. En un punto los autores proclaman que la palabra fémina (mujer) viene de feminus, que sería fe+minus, literalmente sin fe, infiel, desleal.

La segunda parte describe las formas de la brujería, se explica como son los pactos con el diablo, los que se consagraban copulando con el mismo demonio. La tercera parte detalla los métodos para detectar, enjuiciar y sentenciar a las brujas, donde la tortura es una parte esencial, de acuerdo a sus autores.

La cantidad de mujeres que fueron inmoladas en estas cacerías de brujas no está clara, las cifras más conservadoras hablan de un número entre 90.000 y 500.000, y se ha llegado a hablar de 6 millones. Como sea las mujeres eran “ajusticiadas en la hoguera o mediante la tortura, el degollamiento, el estrangulamiento, la descuartización, la horca o la grotesca “prueba de agua”. Tal prueba consistía en atar de pies y manos a las mujeres sospechosas de hacer encantamientos y en arrojarlas luego al agua; si se ahogaban, eran inocentes, pero si no, se demostraba entonces su identidad de brujas y hechiceras, razón por la cual se las condenaba a muerte.”

Así que la asociación de la mujer con el demonio no es nueva, es signo de temor, de ignorancia, de gobernante ignorantes aferrados y criados en tradiciones que temen a la mujer, que quieren manejar masas de gente ignorantes, que no reclamen sus derechos, ni se metan en sus negocios. Y a la mujer, que se quede en casa criando hijos, como quería Inocencio VIII.

[Notas]

[1] “El diablo toma la forma de mugier por que a los buenos pueda enpesçer” : una faceta de la mujer en la literatura ejemplar. Graciela Cándano Fierro.http://www.vallenajerilla.com/berceo/candanofierro/mujerliteraturaejemplar.htm [2] Wikipedia: http://es.wikipedia.org/wiki/Inocencio_VIII

[3] http://www.malleusmaleficarum.org/?p=5 Se dice que el libro fue puesto en la lista de libros prohibidos, “Index Librorum Prohibitorum” en 1490, pero la verdad es que el primer “Index” fue creado en 1559 bajo la dirección del papa Paulo IV, y en esa edición (disponible en linea) no aparece, tampoco en la edición de 1948. Lo cierto es que la afirmación de que la Iglesia condenó este libro, como sale en Wikipedia, es algo que queda por probarse http://es.wikipedia.org/wiki/Malleus_Maleficarum.

Super 8

| Comentarios

Super 8, la última película dirigida por J.J. Abrams y producida por Steven Spielberg, parte presentándonos a un niño frágil y sensible, que ha sufrido la pérdida de su madre tras un accidente en la fábrica donde ella trabajaba. Es el joven protagonista, Joe Lamb (interpretado por Joel Courtney),  hijo del ayudante del alguacil, Jackson Lamb (interpretado por Kyle Chandler). Padre e hijo se han quedado desamparados sin la esposa y madre que mantenía unida a esta familia, y sin saber cómo afrontar la vida que viene.  Todo esto queda establecido en la escena inicial de la película, durante el funeral de la madre de Joe. Precisamente en este punto  aparece el primer misterio de la película,  la extraña visita Louis Dainard (Ron Eldard), que termina siendo sacado y arrestado en por el padre de Joe, por presentarse ebrio en el velorio.

Estamos en marzo o abril de 1979,  la música de Electric Light Orchestra (“Don´t bring me down”), nos transporta a esa época en la escena que nos mostrará a la pandilla de jóvenes, aspirantes a cineastas, que preparan un filme para presentar en un festival de  aficionados. Sabemos que Joe se ha refugiado en el arte de hacer modelos y efectos especiales para las películas en formato super-8 que dirige su vecino y amigo Charles (Riley Griffiths). El grupo por fin ha conseguido una protagonista para su película de Zombis, la bella Alice Dainard (Elle Fanning), una chica fuerte y de gran personalidad, pero que oculta el sufrimiento que le produce el alcoholismo de su padre Louis. Charly la ha convencido para que actúe una escena importante en la vieja estación de trenes de Lilian, el ficticio pueblo de Ohio donde transcurre la acción.

Es de noche y los muchachos se juntan en secreto, el tímido e inseguro Joe tiene la oportunidad de acercarse a la chica de sus sueños, y apenas es capaz de dirigirle la palabra mientras la maquilla. Es durante el rodaje de esa escena que ocurre un extraño accidente y un tren se descarrila espectacularmente frente a los niños, estos alcanzan a salvarse pero, la cámara ha quedado filmando, y registra una serie de extraños eventos que ocurren durante el accidente. Posteriormente  tienen un extraño encuentro, y los chicos huyen del lugar,  jurando no comentar nada. Cosas más misteriosas empiezan a suceder. Por las noches se producen cortes de luz, trozos de cables que transportan electricidad desaparecen, los animales huyen del pueblo, y otras cosas raras. La fuerza aérea aparece y controla el área del accidente buscando y recogiendo extraños cubos. Los chicos siguen intrigados, pero aprovechan todo esto para seguir filmando y ganar “valores de producción”. Joe y Alice enfrentan además la misteriosa oposición a su amistad por parte de sus respectivos padres. Hay varios  misterios en la película, y en muchas dimensiones.

J.J. Abrams quería hacer una historia como aquellas que veíamos en 1979.  Recuerdo esa época porque yo tenía la edad de los chicos de esta película en 1979. También escuchaba a ELO, Blondie, o guitarreaba imaginariamente a “My Sharona” de los Snacks, todas esas canciones que son partes de la banda sonora del filme. Por supuesto que veía las películas de George Lucas, o Steven Spielberg, igual que lo hacía J.J Abrams (tenemos la misma edad). Recuerdo que en ese tiempo íbamos con mis amigos al viejo cine de Chuquicamata y terminábamos con los pies sobre las butacas de adelante, por miedo al monstruo de Alien que podría estar reptando por el suelo, después de haber salido expulsado del estomago de John Hurt.

A esa edad vives esas historias, y las disfrutas con gran intensidad, pues aún eres niño. Quieres ver monstruos, alienígenas o zombies, muchas explosiones,  acción y por supuesto misterio. Spielberg contaba ese tipo de  historias, pero las llevaba a otro nivel. Eventos extraordinarios que pasaban en pueblitos perdidos en Estados Unidos, películas que en apariencia trataban de monstruos, o alienígenas, pero en realidad hablaban de otra cosas, como el divorcio de los padre, o las dificultades de la relación padre hijo, cosas que que no lograbas identificar claramente a esa edad, pero que te llegaban a nivel inconsciente. Son historias  más profundas de lo que parecen.

Todos los elementos de las películas de Spielberg están en Super 8. Desde la música de Michael Giachino, que cita a John Williams en Encuentros Cercanos del Tercer Tipo y  E.T. Los guiños son diversos, los militares desalojando el pueblo por un lado e ingresando con camiones con extrañas inscripciones por la otra vía, como en Encuentros Cercanos, las carreras en bicicletas, y los niños como en de E.T. Pero hay también otras referencias a otras películas de ciencia ficción similares. Muchas de las cosas que pasan en esta película a mi me recordaron esa maravillosa película animada, “El Gigante de Hierro” de Brad Bird.

Super 8 es una película de 1979 filmada en 2011. Es la película de Spielberg que a J.J. Abrams le habría gustado filmar. Yo no sé si a un niño de 13 años de 2011 le llame la atención una película de 1979, pero sí creo que le va a gustar esta película. Aunque tiene muchos homenajes a Spielberg, es  una película de J.J. Abrams, hay mucho de este director. Están los guiños a Lost, y Cloverfield, sus obsesiones por la nanotecnología, cierta clase de monstruos, y las organizaciones que conducen experimentos secretos, incluidos los científicos en batas blancas explicando sus experimentos ante las cámaras. Y por cierto las referencias a sus abuelos Kelvin y Lilian.

Es una película muy entretenida. Con ese estilo de Abrams y de Spielberg de ocultar a los monstruos el mayor tiempo, buscando producir mediante  la insinuación del peligro, más que a través del despliegue de efectos especiales. Spielberg debía recurir a este estilo porque no contaba con la tecnología para generar monstruos que no decepcionaran. Esa precisamente es la clave del éxito de Tiburón, por ejemplo, eso y el genial uso de la música por parte de John Williams.

J.J. Abrams no tiene necesidad de esto, si se limita en el uso de efectos especiales es por una decisión consciente, está haciendo un homenaje.  Los mejores efectos están en  la escena del descarrilamiento, toda la batería de FX  aparecen al final, e incluso están diseñados para que parezca algo hecho a fines de los 70, con stop-motion incuido. Insisto en que es una película de 1979 filmada con las técnicas de hoy, pero emulando el espíritu de las películas de esa época.

Por cierto la película tiene varios anacronismos, y errores, pero en el balance estos se pueden perdonar, porque no vamos a arruinar la diversión porque alguien se equivocó en considerar que el Walkman, y el Cubo Rubik llegaron un par de años después. A mí me gustaron muchas las actuaciones de los jóvenes actores, todos lo hacen muy bien, la película se hace divertida y fresca gracias a ellos. Les sugiero que se queden a ver los créditos finales, van disfrutar y reírse un rato. Estoy seguro que la pasaron muy bien haciendo esta película, y está claro que muchos de estos chicos van a salir en más de una película nueva.

Superficialmente, o para el espectador casual, esta es una película con una receta repetida y segura. La gente al salir va a tener la sensación de que ya ha visto muchas películas iguales a esta. Esto, claro, es a propósito. Es una película estructurada de acuerdo a la receta de Spielberg. Al igual que lo que hizo con Star Trek en 2009, Abrams parte desde un concepto establecido, un modelo, un patrón, lo abre, lo estudia, lo deconstruye, y luego  lo vuelve a armar, pero de otra forma. No faltará el que piense que todo esto es un simple pastiche.

Es evidente que Super8 tiene mucho de autobiografía. Cuando tenía 10 años el J.J Abrams convenció a su abuelo Kelvin para que le comprara una cámara Super 8, por que “necesitaba filmar películas”, con la ayuda de su abuelita Lilian (“es mejor que haga películas a que se meta con drogas”) consiguió su primera Super8, como nos cuenta en su charla TED sobre la Caja de Misterios de 2008. Es esa charla la clave para entender Super8. Esta película es una caja de misterios, o mejor, varias cajas de misterios una tras otra. No sólo el misterio de que venía en ese tren, cómo ocurre el accidente, qué fuerzas extrañas están detrás, o si existe realmente una amenaza al pueblo. El otro misterio principal es  de qué se trata realmente esta película. Es una película de madurez, de fin de la infancia, y de superar la pérdida los seres queridos. Es sobre el hijo que debe enfrentar a su padre para resolver una situación, que el adulto no ha querido afrontar, donde el hijo le enseña al padre a superar su ira, a supera su pérdida y frustración, donde el hijo le enseña al padre a perdonar, y le pide que enfrenten juntos lo que viene.

“Cosas malas pasan, pero tú todavía puedes vivir”, dice en un momento Joe. Esa frase resume finalmente el mensaje más importante  que Abrams quiere transmitir. Durante 112 minutos nos muestra como un chico triste e inseguro se supera, se convierte en líder y héroe, enfrenta a su padre, enfrenta a los monstruos, y no sólo sobrevive, sino que ayuda a que todos superen sus problemas y sigan adelante. En el proceso pierde algo, que era muy querido y apreciado, pero aprende que en realidad a veces es necesario perder ciertas cosas, para quedar más liviano y poder crecer.

Yo no soy una persona nostálgica, y cuando fui a ver Super 8 pensé que me encontraría con una película así. Se habla por ahí que esta es una película para nostálgicos, para gente que quiere revivir las películas de hace 30 ó más años. No es así, y me alegro de eso. Porque uno no debe quedarse pegado en el pasado. La nostalgia puede ser una trampa, y conozco a muchas personas que no dan el paso adelante, que no se liberan del pasado. Ese es el otro mensaje de Abrams, creo que es lo que hace que me gusten sus películas  y series de televisión, no sólo porque somos contemporáneos, sino porque vemos al pasado como lo que es, un bonito lugar, que vale la pena recordar, pero que ya superamos, porque debemos seguir.