El tiempo ha llegado,

dijo la morsa, de hablar de muchas cosas...

Akarrú

Halloween

| Comentarios

Hay gente que no le gusta celebrar halloween, porque lo consideran una transculturización negativa. Divertido, porque no tienen problemas en celebrar el día de la madre, regalar huevitos de pascua, la navidad (Santa Claus cocacolero incluido), llevar a sus hijos a ver películas de Disney, celebrar  el cumpleaños de sus pequeños con Barney, Backyardigans, o el monito que esté de moda en DiscoveryKids. Que no tienen problemas en comprarse un iPhone, ir al Mall, o los más progresistas, promover el Hip Hop como un medio para sacar a la juventud de las drogas.

Transculturizados, ¿a esta altura del siglo se preocupan de eso? Cuando van todo el día con la Blackberry,  iPhone, o cualquier SmartPhone publicando en Twitter que están en Starbucks disfrutando de un rico latte, con sus best friends (and 6 others), publicando su posición en Foursquare, o SocialGPS, para que todos vean lo cool que es su lifestyle..

Transculturizados los 6 millones de chilenos que publican en Facebook su estado sentimental. Es la Chilean Way, ¿un nuevo esnobismo?

Yo creo que son los últimos estertores de un conservadurismo religioso. No es la transculturización la que les preocupa, porque ya aceptaron leer la misa desde el iPad. No es eso, les asusta porque esta es una fiesta pagana, la última de las fiestas paganas que quedan, mísero y débil remedo del Samhain, los Fuegos de Beltane, o la Noche de Walpurgis, reducido a fiesta para niños, y repartija de dulces.

¡Pero es una fiesta pagana, y por eso me gusta!

Así que como todos los años, me voy a disfrazar para salir con mi hija, para asustar a todo el mundo, a menos que nos regalen un dulce. Aunque sería espectacular prender grandes fogatas, y caminar por el bosque con antorchas encendidas, celebrando el Samhain como corresponde, prendiendo velas para que los espíritus no pierdan el camino, y dulces y comidas para que no pasen hambre en su largo viaje al reino del sol moribundo…

Comments