El tiempo ha llegado,

dijo la morsa, de hablar de muchas cosas...

Akarrú

Lapidación

| Comentarios

Hoy estamos preocupados y angustiados por esta horrible costumbre islámica de lapidar a las mujeres adúlteras, al conocer la noticia de la condena de Shakine Mohammadí Ahstian, mujer iraní de 43 años y madre de dos hijos.Esto no es nuevo, la lapidación para las adulteras se estableció tras la revolución islámica de 1979 en Irán.

Esta fotografía es de hace unos años y recoge el momento previo a una ejecución de este tipo, la mujer es enterrada y su cabeza golpeada con piedras posteriormente por sus ejecutores.

La lapidación no aparece en el Corán, su jurisprudencia quedó establecida por el segundo califa del Islam, Umar ibn al-Jattab. Como existe esta contradicción entre la escritura y la jurisprudencia su aplicación ha sido moderada a lo largo del tiempo, su uso sólo es defendido en Arabia Saudi, Irán, Pakistán y Nigeria (y en Afganistan mientras gobernaban los talibanes).

La lapidación en la biblia

La lapidación sí aparece consagrada en la Biblia:

Deuteronomio, 13:6-10

Si te incitare tu hermano, hijo de tu madre, o tu hijo, tu hija, tu mujer o tu amigo íntimo, diciendo en secreto: Vamos y sirvamos a dioses ajenos (…) Le apedrearás hasta que muera, por cuanto procuró apartarte de Jehová tu Dios, que te sacó de tierra de Egipto, de casa de servidumbre;

Deuteronomio, 22:23-24

Si hubiere una muchacha virgen desposada con alguno, y alguno la hallare en la ciudad, y se acostare con ella; entonces los sacaréis a ambos a la puerta de la ciudad, y los apedrearéis, y morirán; la joven porque no dio voces en la ciudad, y el hombre porque humilló a la mujer de su prójimo; así quitarás el mal de en medio de ti.

Cuando Jesús de Nazaret, dice “quien esté libre de pecado, que tire la primera piedra”, se refiere a la costumbre asociada a la lapidación, los acusadores debían iniciar la lapidación, si después de descubría que el condenado era inocente, los acusadores eran acusados, además de perjurio de asesinato. Así que Jesús está actuando jurídicamente (como maestro de la ley).

“San Agustín comenta así la respuesta del Señor: Mirad que respuesta tan llena de justicia, de mansedumbre y de verdad. ¡Oh verdadera contestación de la Sabiduría! Lo habéis oído: Cúmplase la Ley, que sea apedreada la adúltera. Pero ¿cómo pueden cumplir la Ley y castigar a aquella mujer unos pecadores? Mírese cada uno a sí mismo, entre en su interior y póngase en presencia del tribunal de su corazón y de su conciencia, y se verá obligado a confesarse pecador. Sufra el castigo aquella pecadora, pero no por manos de pecadores; ejecútese la Ley, pero no por sus trasgresores (San Agustín. Tratado sobre el evangelio de San Juan. 33,5).”

Hay gente que dice que debemos tomar al pie de la letra lo que la biblia dice, de hecho, nos dicen que debemos regirnos de acuerdo a las leyes escritas allí.

Adulterio

El adulterio en la biblia lo define el estado civil de la mujer. Un hombre casado que tiene coito con una mujer soltera no es un adúltero. Un hombre adultero no podía pecar de adulterio contra su propia mujer, si no contra otro hombre, al utilizar sexualmente a su mujer. Si se descubre que la novia no llega virgen al altar, será lapidada, aunque la virginidad masculina no se menciona.

El código civil chileno en el artículo 132 define el  adulterio, y  por muchos años, al igual que en la biblia, sólo cometían adulterio las mujeres. Esta definición, más la inexistencia del divorcio por muchos años generó situaciones injustas con las mujeres (por ejemplo, en una separación de hecho, el marido no pagaba la pensión alimenticia, o la reducía a cambio de no acusar a la mujer de adulterio).

En 1994 se discutió este tema, y se acordó, en vez de despenalizar el adulterio, igualar la pena a hombres y mujeres, pero con un pequeño error, la modificación de 1994 incorporaba el artículo 132 con la siguiente redacción (ley 19.335):

Cometen adulterio la mujer casada que yace con varón que no sea su marido y el varón que yace con mujer que no sea su cónyuge.

El problema que esta redacción declara adúltero a cualquier soltero que tenga relaciones con cualquier mujer. La situación se arregló en 1995, con una moción del actual presidente Piñera que pedía introducir la condición de “casado” al varón infractor, quedando el artículo 132 de esta manera:

Cometen adulterio la mujer casada que yace con varón que no sea su marido y el varón casado que yace con mujer que no sea su cónyuge.

La ley de dios

No olvidemos que los paises islámicos son teocráticos, se rigen por el Corán y las jurisprudencias que vienen de los ulemas y sus fatuas, documentos inspirados divinamente que difnen la  ley en estos paises. Saramago nos cuenta como el mufti de Arabia Saudí decretaba hace unos años la legalidad de casarse con niñas de 10 años en ese país.

En el pentateuco, y principalmente en el Deuteronomio tenemos muchas leyes que recuerdan a las fatuas musulmanas modernas. Al fin y al cabo, esots libros son compilaciones de las leyes que aplicaban los hebreos. Estos libros, con sus leyes creadas por “hombres santos”, bajo “inspiración divina”, servían para para limitar el comportamiento y restringir la libertade de las personas,  sobretodo de las mujeres, culpables de todos los males.

En Deuteronomio 18:10-12 leemos la condena a quienes practiquen la brujería, y en Exodo 22:18 la famosa cita contra las brujas: “A la hechicera no dejarás que viva.” Fue el sabio Martin Lutero quien tuvo la precaución de corregir adecuadamente este pasaje del Exodo y precisar la gramática para aclararnos que el pasaje hace mención a las magas, hechiceras o brujas, de sexo femenino, gracias por el favor, de parte de las miles de mujeres que padecieron por esta precisión.

Machismo y religión

Si machistas son los musulmanes, los cristianos no se quedan atrás. Es cierto, ya no apedrean a las mujeres (aunque nadie sabe que pasa en privado, señor), pero no entiendo como las mujeres pueden aceptar una religión tan misógina que las respeta tan poco.

Volvamos a la biblia, en jueces se consagra el hecho de que las mujeres (solteras por supuesto) pueden ser tomadas como botín de guerra:

Jueces 21: 7, 10-12

“¿Qué haremos en cuanto a las mujeres para los que han quedado? Nosotros hemos jurado por Jehová que no les daremos nuestras hijas por mujeres.

Entonces la congregación envió allá a doce mil hombres de los más valientes, y les mandaron, diciendo: Id y herid a filo de espada a los moradores de Jabes-Galaad, con las mujeres y niños. Pero haréis de esta manera: mataréis a todo varón, y a toda mujer que haya conocido ayuntamiento de varón.

Y hallaron de los moradores de Jabes-Galaad cuatrocientas doncellas que no habían conocido ayuntamiento de varón, y las trajeron al campamento en Silo, que está en la tierra de Canaán.

¿Cómo responden las mujeres cuando leen esto en misa? ¡Alabado sea el Señor! ¡Amén!

Deuteronomio 21: 11-14

“Y si vieres entre los cautivos a alguna mujer hermosa, y la codiciares, y la tomares para ti por mujer, la meterás en tu casa; y ella rapará su cabeza, y cortará sus uñas, y se quitará el vestido de su cautiverio, y se quedará en tu casa; y llorará a su padre y a su madre un mes entero; y después podrás llegarte a ella, y tú serás su marido, y ella será tu mujer.”

“Y si no te agradare, la dejarás en libertad; no la venderás por dinero, ni la tratarás como esclava, por cuanto la humillaste.”

(La esclavitud no es condenada nunca en la biblia)

No solo la mujer es un objeto, un botín, sino que es impura, e inmunda, sobretodo cuando tiene un bebe:

Levítico 12: 2: Habla a los hijos de Israel y diles: La mujer cuando conciba y dé a luz varón, será inmunda siete días; conforme a los días de su menstruación será inmunda.

Levítico 12: 5: Y si diere a luz hija, será inmunda dos semanas, conforme a su separación, y sesenta y seis días estará purificándose de su sangre.

Vuelvo a preguntar, ¿qué responde una mujer en la misa al escuchar un texto como este?

Nada, porque se cuidan de mencionarlos. Pero la biblia está allí, y camuflada tiene estos textos, que se consideran sagrados e inspirados por dios, por lo que nadie se atreve a tacharlos, o sacarlos de allí, y son leidos por curas, seminaristas y fanáticos religiosos, que de repente sacan estos textos y los usan para lavar el cerebro de alguna jovencita desprevenida.

Sino no se entiende porque tantas mujeres pierden su estima obedeciendo ciegamente a su marido:

“Porque la mujer casada está sujeta por la ley al marido mientras éste vive: pero si el marido muere, ella queda libre de la ley del marido.” Romanos 7:2

“Pero quiero que sepáis que Cristo es cabeza de todo varón, y el varón es cabeza de la mujer… Porque el varón no debe cubrirse la cabeza, porque él es imagen y gloria de Dios; pero la mujer es gloria del varón. Porque el varón no procede de la mujer, sino la mujer del varón, y tampoco el varón fue creado por causa de la mujer, sino la mujer por causa del varón.” 1 Coritntios 11: 3,7,8 y 9

Y si alguna mujer se atreviera a cuestionar estas escrituras:

“Vuestras mujeres callen en las congregaciones; porque no les es permitido hablar, sino que estén sujetas, como también la ley lo dice.

Y si quieren aprender algo, pregunten en casa a sus maridos; porque es indecoroso que una mujer hable en la congregación.” 1 Corintios 14: 34 y 35

Es cierto, los cristianos no lapidan, pero alguna vez lo hicieron, y quemaron a la mujer, y la consideraron inmunda por tener un bebé.

Estoy seguro que no lapidan con piedras, pero con su desprecio las dañan tanto como estos musulmanes locos. El machismo es un problema, pero el machismo apoyado por la religión es peor, y también debe ser condenado.

Referencias:

Quieres saber más sobre machismo y el cristianismo, te recomiendo este enlace.

Sobre lapidaciones y un interesante recuento sobre recomendaciones sexuales en la biblia que ya nadie respeta, te sugiero leer este comentario.

Comments