El tiempo ha llegado,

dijo la morsa, de hablar de muchas cosas...

Akarrú

Tres

| Comentarios

Tres tristes tigres…

Triple es la manifestación de la Diosa, como Doncella (Coré), como Madre o Mujer adulta (Demeter) y como Anciana o Bruja (Hécate). Como la luna, Creciente, Llena, Menguante.

Tres son las Moiras (o Parcas), que decidían el destino de los hombres, Cloto la que hilaba el hilo de la vida, Láquesis que lo medía, y la más terrible, Átropos que lo cortaba.

Tres las Gorgonas, Medusa, Esteno y Euríale. Tres las Grayas, las ninfas del Estigia, que compartían un único ojo y que fueron engañadas por Perseo para obtener el yelmo de Hades y los objetos mágicos necesarios para lograr su hazaña.

Triple era la división del calendario de los antiguos,  en 3 estaciones, no en cuatro como nosotros. 360 días, en 12 meses, de 30 días, y 4 días de renovación. Múltiplos de 3, como las 24 horas.

Triple es el dios de los cristianos, Padre, Hijo y Espíritu Santo, representado por un triángulo equilatero apuntando hacia arriba.

Triples son las historias de los hermanos, el mayor, el del medio y el menor (que siempre es el héroe). Como los tres chanchitos (o los tres cerditos), o la fábula de tres hermanos de Silvio.

Triples los chistes, de primer acto, segundo acto, tercer acto, y los chistes de 3 personajes, normalmente de paises vecinos (un argentino, un peruano  y un chileno…), o de tres potencias (el presidente de estados unidos, el de rusia y por supuesto el de chile van en un avión…).

Tres son las oportunidades, tres son los deseos que otorga el genio de la botella.

¡La tercera es la vencida!

Tres partes debe tener un drama dice Aristóteles, principio, medio y fin. Tres actos, según el paradigma de Syd Field para los guiones: planteamiento, confrontación, desenlace.

“Te amo”,  te amo, te amo”, repite tres veces el Señor Darcy a Lizzy, en la versión filmica de Orgullo y Prejuicio, favorita de mi esposa. Y las tres mujeres de mi casa suspiran por igual al ver esa escena. Yo prefiero cuando Leonidas usa la triple fórmula en 300: “My Queen, My Wife, My Love” (mi reina, mi esposa, mi amor).

Tres, siempre tres. Algo hay cableado en nuestro cerebro que reclama esta estructura triple, esta triple repetición, el triple suspiro. Tres.

Allí está el misterio. Quizás algún lector amable se anime a explicarme por qué pasa esto.

Comments