El tiempo ha llegado,

dijo la morsa, de hablar de muchas cosas...

Akarrú

Los dioses crucificados

| Comentarios

En Filipinas hay hombres que se ofrecen de voluntarios para sufrir el martirio de Jesús durante el vía crucis, hay casos como el de Ruben Enaje, quien se ha crucificado por más de  20 años. Mucho antes de esta costumbre los filipinos hacían  sacrificios humanos en los campos antes de sembrar, en que colgaban de un árbol a la víctima y le atravesaban el costado con la punta de una lanza.

Sabemos que los galos, en un culto druida al dios Essus o Hessus (El Buen Maestro) colgaban en cruz de un árbol a una víctima sacrificial, y también le enterraban la punta de una lanza en el momento del sacrificio.  La imagen de la izquierda representa este sacrificio a este misterioso y antiguo dios.

La semejanza fonética del nombre con Jesús ha sido argumentada por algunos, especialmente los neo druidas y seguidores de lo esotérico, para establecer una relación entre el cristianismo y el culto druida, claro que omiten la parte de los horribles sacrificios humanos que este dios exigía. La semejanza de nombres llama la atención, pero puede ser pura coincidencia.

Essus era un dios de la fertilidad, la vida, ligado a la vegetación, a los bosques. El tema de sacrificar humanos para asegurar las cosechas se repite en muchas culturas primitivas, y fue desplazado por el rito de devorar al dios, tal como describimos anterioremente.

Notable es el hecho de que el dios germano Odin se sacrificó a si mismo, colgándose del sagrado árbol Ygdrassill por nueve noches, y se auto inflingió una herida de lanza en el costado. El patrón se repite.

En el Hávamál, un antiguo poema germánico, leemos:

Sé que colgué en un árbol mecido por el viento nueve largas noches herido con una lanza y dedicado a Odín, yo ofrecido a mí mismo, en aquel árbol del cual nadie conoce el origen de sus raíces.

No me dieron pan, ni de beber de un cuerno, miré hacia lo hondo, tomé las runas las tomé entre gritos, luego me desplomé a la tierra.

Mediante este sacrificio Odin obtiene  el secreto de las runas, el origen de todo conocimiento y fuerza. A Odin se le representaba con una cruz encerrada en un círculo, o cruz solar.

El símbolo de la cruz es antiguo, y asociado a muchos dioses, la cruz ansada asociadas al dios egipcio Osiris, la cruz en forma de T (o Tau) del dios caldeo Tammuz (a quien vale la pena dedicar un futuro artículo), la suástica símbolo divino antiguo de la edad del bronce, asociadas a los dioses hindúes Shiva y Brahma, y por supuesto a Dionisios (o Baco) y Orfeo.

En Perú el dios Viracocha estaba asociado a una cruz, la Chakana:

La chakana probablemente corresponda a un símbolo solar.

Hay una imagen del 300 a.c, de un amuleto cuya inscripción dice Orfeo Báquico en griego, y vemos la imagen de un crucificado, la pieza se encuentra en el Staatliche Museen en Berlín:

En México aparece el dios crucificado más intrigante de todos,  Quetzalcoatl, a quien vemos crucificado en esta imagen:

Quetzalcoatl, la serpiente emplumada de Teotihuacan, un dios solar, que se sacrifica en la cruz también. Un dios que renace y promete volver. Un dios blanco y con barba, la razón por la que los aztecas reciben tan bien a los españoles, pues consideran que son los descendientes de este dios. Un misterio que facilitó la conquista de México, un misterio que quizás exploremos más adelante.

Finalmente volvemos a Cristo, quien muere en la cruz, aunque hay algunos, como los Testigos de Jehová, que curiosamente insisten que Jesús murió en una estaca, una discusión en base a la traducción exacta de la palabra usada para designar a la cruz.

Hemos visto que el tema es recurrente, el mito antiguo se confunde con la religión moderna, incluso, cuando no se cruzan, como el caso de los mitos mesoamericanos. ¿Por que hemos de considerar a los antiguos relatos de dioses crucificados mitos, y al de Jesús como religión, la verdad revelada y única? ¿No será que estos símbolos, son parte del inconsciente colectivo, que representan algo profundo dentro de nosotros?

Es probable que la historia del dios crucificado sea uno más de los mitos recurrentes en nuestra historia, puede que los cristianos hayan adoptado este símbolo, como tantos otros, de las antiguas religiones paganas, en un proceso de sincretismo, con el fin de ganar adeptos a su causa. Puede que me equivoque, pero ahí están los dioses crucificados, ya  no se pueden ocultar, estaban antes, en un momento fueron el principal culto de mucha gente, y eso no se puede ignorar.

Comments